miércoles, septiembre 27, 2006

Ratos de ociosa introspección

Vicios (Me gustan pero me asustan):
1. Tomar coca-cola,
2. Rascarme la cabeza,
3. Ver Friends,
4. Comer botanas sin tregua hasta que se acaben, aunque ya no tenga hambre.


Obsesiones (pequeños detalles pero que me incomodan sobremanera):
1. Las puertas abiertas,
2. Que haya más de un espacio entre dos palabras,
3. Que mis sobrinos digan "malas palabras",
4. No haber terminado una tarea,
5. Que mi cuarto esté desordenado.

Afecciones (pequeños quereres que hacen mi vida más agradable):
1. Las palomitas de maíz,
2. Mi laptop,
3. El blog,
4. Tener comentarios en mi blog,
5. Los cacahuates japoneses.

Cosas que no me gustan:
1. Los chilangos cuando actúan como chilangos (cuando se les olvida esa pose son muy a todo dar);
2. Las telenovelas,
3. George W. Bush,
5. Los talibanes,
6. Carmen Salinas,
7. La gastritis,
8. La colitis.

9 comentarios:

chilango ofendido dijo...

pues habrá que preguntar a los chilangos si tu les gustas. Mejor me voy a ver Bety la fea

Holobaiden dijo...

Creo que te refieres a las personas que se envanecen, que creen saber lo que no saben y que piensan que por habitar una ciudad cosmopolita, aquellos otros que viven en un lugar más pequeño y con características de ciudad periférica en un contexto de política centralizada, son "menos" y como tal hay que tratarlos. Pues bien eso se aplica a muchos habitantes de muchas ciudades EN TODOS LADOS y en entornos muy diversos y sí, ésos son molestos.

RBD dijo...

Chilango ofendido:
Sí, habría que sumergir al pequeño porcentaje de tus coterráneos que me conocen en similares ratos de ociosa introspección para saber si yo les gusto. Sé de algunos a los que no, de otros a los que sí y de otros más a los que les soy indiferente. Espero que lo de "chilango ofendido" no lo haya causado mi comentario, que nunca fue la intención, sobre todo enfatizando que lo que no me gusta es la pose que toman algunos no refiriéndome a los habitantes de la ciudad de México, que de entre ellos cuento a algunos de mis mejores amigos. By the way, Bety la Fea rules!!!, jaja

Yayo Salva dijo...

No sabes lo que me consuela saber que tienes algún defectillo... Me estaba haciendo de ti una imagen demasiado impoluta (¡jejejeje!). Leerte resulta balsámico. Un abrazo, Rafa.

Anónimo dijo...

A mi tampoco me gustan los "guachos", sobre todo cuando se comportan como tal... y no, no son iguales a las personas de otros lados, realmente son insoportables!
Creo que al chilango ofendido le quedó el saco.

defeño felíz dijo...

Me gusto mucho el comentario de holobaiden, me parece muy inteligente. Yo agregaría que no solo en las grandes ciudades existen este tipo de personas, están en cualquier lugar del mundo, yo les llamaría soberbios, sin embargo, aquí caigo en la misma soberbia de los otros al etiquetar a las personas.
Mi comentario fue una broma, siento mucho que algunos no hayan comprendido su irónico mensaje,
Mi querido anónimo, a mi no me quedo el saco, no acostumbro colgarme etiquetas. Pero este es un blog muy simpático así que no lo convirtamos en campo de batalla de guachos y no guachos, ja,ja.
Les dejo a todos una pequeña reflexión:
“Si yo supiese algo que me fuese útil y que fuese perjudicial a mi familia, lo expulsaría de mi espíritu. Si yo supiese algo útil para mi familia y que no lo fuese para mi patria, intentaría olvidarlo. Si yo supiese algo útil para mi patria y que fuese útil para Europa y perjudicial para el género humano, lo consideraría como un crimen, porque soy necesariamente hombre mientras que no soy francés más que por casualidad”. (Montesquieu)

Anónimo dijo...

Rafael de verdad que me gustas... :)

Anónimo dijo...

anonimo Huasabeño...
Coincido contigo Rafa, en mis dias de Vivir en Huasabas, nunca pense que mi vida iba a ser constantemente acongojada por chilangos malaonda que por estar al mando de nuestro sistema de trabajo se creen seres muy superiores, pero cuando vienen a provincia se vuelven unos mansos corderitos, acaso los asusta estar en territorios desconocidos...?

Tk y Ale dijo...

Rafa, hasta controversias desatas. Pero quienes te conocemos asi te amamos, te respetamos y nos aceptamos. Un abrazo. Tk y Ale