miércoles, enero 14, 2009

Hagámoslo por Mafalda


¿Que si esto que si l'otro? Es un desastre este mundo, por donde quiera que lo veas. Yo me quedo pensando que qué bueno que a Mafalda le tocó vivir en otra época, porque si de cualquier manera se la pasaba al borde de un ataque de nervios, donde hubiera tenido acceso a Internet y a la nefasta "realidad internacional" no hubiera pasado los seis años antes de que la internaran en el psiquiátrico, con una camisa de fuerza wash and wear de tejidos reforzados.

Ya comentaba en entrada anterior que nada más de asomarse a la prensa le dan a uno como una especie de náuseas que terminan en dolorcito en la boca del estómago. Y eso que yo los noticieros ya no los veo ni aunque me paguen, que para traumarme ya tengo disponible toda una larga lista de complejos freudianos que no requieren más que tener una familia y muy buena voluntad para desarrollarse.

No niego que mi optimismo me hace encontrar buenas noticias hasta en las macetas, pero eso es porque tengo amigos increíbles y una suerte a prueba de asaltos, pero aun así no puedo evadir la realidad y preguntarme cómo le vamos a hacer con el despelote que traemos. Porque las finanzas internacionales siguen hechas un verdadero desastre, todos los países sacando sus ahorritos para ver como "reactivan" la economía y ésta sumida en una especie de marasmo, en la cual hasta la industria porno está pidiendo rescates financieros (Larry Flint dixit). Y pues Obama, con todo y su encantadora sonrisa de bailarín de tap, se las está viendo negras (y no es sarcasmo) y se me hace que al rato lo veremos con una cara de despistado que hasta Bush le va a querer pedir regalías. México, como siempre a la vanguardia en ocurrencias internacionales, acaba de perder al Gobernador de su banco central (Banco de México) que se nos va a Suiza (que porque le gustan más el chocolate y los relojes que las trajineras de Xochimilco y las garnachas que se ponen por el Eje Central). Claro que todavía nos queda el gordito del Secretario de Hacienda, por más que los directivos de Herba Life y demás compañías de productos para adelgazar lo quieren jalar como su Gerente General e imagen corporativa.

Y luego como si el desastre numérico fuera poca cosa, los conflictos militares se siguien "recrudeciendo" (como si alguna vez hubieran estado bien cocidos). Yo que siempre creí que la humanidad se iba a acabar porque nos íbamos a joder al planeta Tierra (y es que a mí eso de vivir en Marte no me atrae ni tantito), pero con el número de muertos que vamos acumulando, pareciera que ni siquiera lograremos acabárnoslo. Por todos lados me llegan rumores de tipos con barbas y turbantes declarando la "guerra santa" y otros que con su kipur y unas estrellotas de seis picos les compran la idea, muy seguidos de otros que llevan colgadas en el pecho unas cruces muy lucidoras y que les gusta mucho defender una idea de corte divino que ellos llaman democracia.

Luego viene África que desde que el león era el rey de la jungla no ha podido estar en paz. Unos grupos rebeldes atacan a otros, porque son de otra etnia y ya cuando obtienen el poder, tienen una larga lista de grupos paramilitares dispuestos a iniciar la siguiente guerrilla. A mí que me critiquen, pero yo los veo a todos igualitos. Encuentran los pretextos para la enemistad porque unos tienen la nariz un poco más chata o el cabello un poco más rizado, cuando sus enemigos comunes son mucho más evidentes: la pobreza, la malaria, el SIDA.

Los chinos ya sabemos que se traen su propio desastre con los derechos humanos y la destrucción de la ecología. Ya la ciudad de México ni siquiera está en el top ten de las ciudades más contaminadas (tan elegante que nos quedaba el título) porque las grandes ciudades de China (junto con El Cairo y otras ciudades de India) tienen unas atmósferas que ya más bien se ven gelatinosas con tanta partícula suspendida.

Y si le seguimos buscando, sigue saliendo. Por eso digo yo, que algo tenemos que hacer para resolver nuestros problemas colectivos más urgentes. No lo hagamos por nosotros, si el individualismo no nos alcanza, ni por nuestras generaciones futuras (que tendrán suficiente trabajo en pagar la deuda que estamos contrayendo ahora), hagámoslo por Mafalda, la inocente, que seguro desde el cielo al que se van los personajes de historieta nos mira con cara de desconcierto, mientras Felipito contempla mareado el mundo girar y dice: "Me quiedo bajad".

3 comentarios:

Yayo Salva dijo...

Sí, Rafa, nos toca vivir un mundo absolutamente desquiciado. Siento muchos aguijones alfiletear mies emociones y mis sentimientos, y una torva rabia enrarece la impotencia que siento ante tanto desquiciamiento. Encerrado en el Edén tranquilo de mi estudio a veces me digo: ¿Y si fuera todo mentira? ¿Y si fuera un gran montaje orquestado mundialmente para enmascarar la inoperancia (el término es excesivamente amable) de nuestros dirigentes? Pero si fuera verdad la muerte de un sólo inocente en Gaza o en cualquier otro punto caliente, ¿cómo puedo lavar su sangre de mis manos? Y envejezco airado...
Un fuerte abrazo, Rafa.

ANAÍ dijo...

A VECES A TODOS NOS GUSTARÍA APEARNOS DEL PLANETA. CANSA TANTO DOLOR Y TANTA INJUSTICIA. PERO NO TE PUEDES BAJAR Y DUELE TODO LO QUE PASA Y NO SABES QUÉ HACER. EN FIN, EL MUNDO!

BUENAS TARDES, RAFAEL

Anónimo dijo...

Yo creo que si Mafalda viviera todavía se sintiera exactamente igual. Las crisis, el dastre, el dolor y la pobreza han existido desde siempre en cada una de las etapas que ha pasado este planeta sólo que se han manifestado de diferentes maneras. Al contrario de Felipito, yo NO me quiedo bajad. Disfruto más las circunstancias que recompensan los problemas del diario vivir, disfruto más descansar despues de un arduo día de trabajo que un simple día de oscio, disfruto más a mi familia despues de la pérdida de algun ser querido, me vuelvo más creativa cuando no tengo un peso en la bolsa, me siento feliz después de llorar. Sería bueno que nos enfocáramos en disfrutar eso que tenemos ahí siempre, todos los días que dejárnos llevar por lo que nos es ajeno, lo que es del mundo.

Un abrazo de oso hermano

Lil' sis..