miércoles, agosto 08, 2007

De porqué no estoy de acuerdo con los sinónimos

Crecer en un lugar y luego vivir en otro puede acarrear severas complicaciones a tu vida por causa de los sinónimos. Bueno, matizando... la severidad puede tener diversos grados: desde alguien viéndote con una ceja levantada y la otra fruncida porque no te entiende lo que le estás diciendo (o visceversa), aunque ambos sean hablantes nativos de la misma lengua hasta ridículos en público, terribles descortesías bienintencionadas o, incluso, la muerte.

Vamos por partes, hoy por la mañana necesitaba borrar una marca con lápiz que había hecho en un oficio que íbamos a enviar a una dependencia. El instrumento que cualquier sonorense hubiera pedido es un borrador, sí pues, para borrar!!! y así lo hice. Pues mi compañero de trabajo hace la ya descrita mueca de las cejas apuntando a direcciones contrarias y me inquiere: ¿o sea, cómo...? - Pues cómo que cómo, pensé yo, para inmediatamente caer en la cuenta que los guachos no conocer al borrador como borrador sino como goma... "ah! entonces, una goma por favor"... Estamos en el mismo país pero unos decimos miralejos y los de acá binoculares, uy uy uy... pues si son pa' mirar de lejos; los de aquí palillos, nosotros picadientes, idem, son pa' picar los dientes; y que si una cosa es el tomate y otra el jitomate... en el hoyo, el tomate es rojo y punto, ese engendro verde sepa Dios para que sirva y si ya se decidió que tenía que existir pues que se llame tomate verde, no? Y el colmo de colmos, resbaladilla en vez de resbaladero, ésa no tiene progenitora, suena a película mal doblada, si para lavar es el lavadero, para resbalar tiene que ser el resbaladero, o alguien se atrevería a llamarle lavadilla, como en "hago tanto ejercicio que tengo el estómago de lavadilla"... Y eso es sólo en el mismo país, de multimillonaria población, eso sí, pero el mismo; si cruzas el Atlántico la cosa se puede poner peor como que un trapeador, si un trapo para trapear se puede llamar en España fregona. Yo aprendí de niño que fregona es aquella mujer que se friega a los hombres, o sea, que les gana la partida en diversos campos. Y cuando oía a mis amigos españoles referirse a la fregona no podía más que imaginarme a un trapeador parado en autoritaria posición y dominando hombres, lo cual ya rayaba en demencia.

Otro amigo también de Sonora que estuvo trabajando en México, D.F., iba a llevar un sobre con una carta a una oficina. Una secretaría le dice: "ponle diurex" y él responde "que le ponga qué?", ella repite "ponle diurex"... pues mi amigo muy obediente aunque un poco confundido por la instrucción, saca la pluma y escribe en el sobre con letra bastante visible "diurex." (así, con punto al final para que se entienda que esa carta lleva diurex). Habían de saber ambos participantes que diurex le llaman en el centro del país a lo que en Sonora llamamos scotch, léase "escatch" o cinta scotch. Y que "ponle diurex" no era escribe la macabra leyenda de diurex para que la lean rápido, sino ponle algo de cinta adhesiva para mayor protección.

Y lo peor es tratar de usar los sinónimos que no son de tu uso corriente cuando estás con la gente que sí los usa para tratar de complacerlos hablando en sus mismos términos. Yo que antes hubiera creído que era una linda cortesía, ahora lo desaconsejo con todo el furor porque me provocó una muy mala experiencia, que ahora describo. Justo cuando llegué a Francia conocí a varios amigos españoles, básicamente los únicos con los que hablaba español era con ellos y ya les había oído varios términos que me resultaban simpáticos y que estaba dispuesto a utilizar en la primera oportunidad... que si cutre, que si guay... Conocí en eso a una maestra de español de Andalucía, a su esposo e hijas que vivían en el mismo pueblo donde aterricé.. Después de una visita de cortesía para tomar el aperitivo nos invitó a mí y a otro asistente de lengua a cenar a su casa, a lo cual accedimos gustosamente. Para la cena la maestra nos deleitó con algunas especialidades francesas, muy ricos quesos, excelente foie gras, buen vino, en fin... estaba yo tan complacido que me pareció oportuno utilizar uno de sus términos para ensalzar aquella deliciosa cena. Y le digo: "Belén, qué cena tan cutre nos has preparado!!!", imagínenme con cara de idiota (no debe costar trabajo) y sonriendo de oreja a oreja mientras profería mi cumplido. E imaginen la cara de Belén desfigurándose, los ojos como saliéndosele de las órbitas y diciendo con tono molestísimo "como que qué cena tan cutre os he preparado". Entonces, levantando las cejas le pregunto "¿pues qué significa cutre?" y la respuesta fue algo así como "significa tacaño, miserable, vulgar"... Unos colores me iban y otros me venían a la cara cuando trataba de disculparme y explicarle la inverosímil frase de "mi no comprende espaniol" siendo tan mexicano como soy. En todas las pláticas previas con los españoles había yo interpretado que cutre era "qué padre, qué bonito" y que guay era "qué feo, qué malo"... es decir, no había entendido yo nada de la conversación.

Por todas las razones antes expuestas, me declaro enemigo de los sinónimos y propongo la censura e inmediata eliminación de una palabra que signifique lo mismo que otra para bien de los pueblos hispanoparlantes y engrandecimiento y mayor gloria de la lengua española. He dicho.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

ja ja ja como siempre... como disfruto y es un placer leer tus historias... nunca dejes de hacerlo...

Atte

Tu lectora diaria

Anónimo dijo...

Amé tu post... jajaja es genial

Atte

Tu lector diario

Anónimo dijo...

hacia rato que no te leia, pero me encanta..tienes muchas admiradoras
Gracias y Dios te bendiga Siempre!

De: Half Granados Half Huasabas!

Alejandro Barceló dijo...

La verdad puede llegar a ser problemático viajar a distintos paises de habla española o deja tú, distintos estados de México, en las situaciones como la que cuentas de París te recomiendo que uses lo que los alemanes en su lengua llaman alto aleman y a falta de alguna expresion que no se, yo llamaría "alto español" Por ejemplo, en Sonora lo que llamamos carros en Xalapa en la zona centro y sur del país se les llama coches, pero lo que en cualquier lugar te entenderán es automobil o la versión corta auto (aunque ésta ya es un poco riesgosa). Otros términos como "que chingón está ésto" (Sonora)se pueden transformar en "que chilo", pero en la zona sur mexicana la l de chilo se vuelve "d" y resulta "que chido". En esos casos tales expresiones no llegan a ser herméticas pero que tal "pásame el lapicero" (Xalapa), un sonorense entendería la "madrola" que contiene puntillas o minas y en xalapa sería la pluma. las "carteras" de huevos, allá se llaman "conos", yo sonorense empecé a discutir de tal cosa con una dueña de un abarrotes en Xalapa y ambos llegamos a la conclusion de que igual de absurdo eran ambos sustantivos ("cartera es para billetes" me decía y yo le respondía "pues mas que conos, son conos truncados interconectados") la conclusión es que en tanto hablantes de una lengua viva, si hay un acuerdo sobre decirle a una mesa "pongolingo" pues pongolingo será y ni modo, si uno quiere comunicarse en viajes tendrá que practicar la elasticidad de sus paradigmas. Por otro lado, nosotros decimos miel de "maple" y eso es tan pocho como decir, "deja el cuaderno sobre la table" (-lease table-)cuando tendría que ser "deja el cuaderno sobre la mesa" y por tanto, "miel del árbol del arce" y no "maple" pero esta palabra ya se afianzó en el español. Pero si se pasaron en Xalapa cuando noté que en la situación en que un lugar está muy desolado o solo ellos dicen "que sólido está". y qué pasó con los 4 estados de la materia...

Júlia dijo...

La realidad es que los sinónimos no existen ni tampoco los antónimos, son en realidad tópicos convencionales para dar la lata en la escuela, no hay dos palabras exactamente iguales, y tampoco no existe la traducción pues nada es igual-igual en una lengua y en otra. Viva la diferencia.

Alejandro Barceló dijo...

julia, estoy de acuerdo contigo, hay elementos de significado similares en un nuevo entorno de matices distintos en cada sinónimo o antónimo, solo en matemáticas tienes simbolos para expresar significados realmente iguales o contrarios

Anónimo dijo...

Aay pero que controversial tu post hermano! BIEN POR TI! (Y)!...ya deja esa vida y ponle saldo a tu cel x favor, necesito consultarte algunas cosas, te tengo buenas noticias =).. un abrazo cachichurris... =*

at: la unica hna k te lee todos los dias =)

Yayo Salva dijo...

Me partí de risa leyendo un artículo tan "guay" como este. Imagino la cara de tu maestra de español..., porque también me estoy imaginando la tuya al decir la frase de marras.
Por cierto, en España, para borrar usamos indistintamente la goma de borrar (más específico), borrador o borradora (algo ambiguo). Decir "goma" a secas, en según qué contextos, refiere al preservativo.
Complicado, sí.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

estuviste de lujo rafa felicidades que padre saludos